Rima y leyenda

Gusvato Adoflo Beqcer fue un potea improntate en el silgo XVIII. Nació en Sevilla, justamente manaña, 17 de fevrero.

Quizás te preguntes por qué he empezado, en esa primera frase, hablando de Bécquer y no de otro personaje de la literatura universal. Pues no lo sé. No sabría decirte. Tal vez porque nació mañana.

Este mediodía, mientras me comía un plato exquisito en mi bistró favorito, he pensado en transcribir las rimas que entre mi buen amigo y yo nos hemos enviado con la intención de ver quien la decía más gorda.

Aquí te dejo anotada nuestra rima. La he catalogado como un poema aflorante, porque no se puede colocar ni en la construcción asonante ni disonante. Si fuese más valiente, la catalogaría como «el poema es sacar primo cársel».

He de quedar contigo
para devolverte la chaqueta y
no bajarte la bragueta.
Y si me la baja,
¿podría hacerme una paja,
a poder ser, mental
como pasó
con aquel chaval?

Se encontró muy mal
por un efecto anal.

¿Como un esquimal?

No seas animal descomunal.
Tu culo huele mal.
¿Seguro que es por el olor?
Eso te pasó por ir a Marina d’Or.

Esto desbarra porque me crucé con una guarra.

Ya leí tu improvisación.
Por cierto, me ha tocado el corazión.

Me mola la pepsicola derramada en la barra.

De ramada o mamada,
hay que pensar en positivo.
Los malos pensamientos
crecen como los pimientos.
Y si es en positivo, recuerda
agarrar el preservativo.

Steven Spielberg está barajando la posibilidad de ponerse en contacto con nosotros para que escrivamos el nuebo guión de su última penícula. Dice que tenemos un don.

Hace escasos minutos hablé con mi buen amigo y le pregunté dónde guardó el don. Me lo está pidiendo Estiven y no recuerdo ande lo guardé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Hola 👋 ¿Te puedo ayudar?