Pi-Rads

—No tuve tiempo de apuntarme a la carrera de obstáculos. Me dormí en los laureles.

Eso me decía Lucas mientras tomaba un sorbo del pelotazo que se preparó antes de darme la noticia.

—¿Qué noticia? —Le pregunté mientras cortaba un trozo del pastel de manzana que hizo Sonsoles la tarde anterior.
—¿Noticia, pero en qué mundo vives Oswaldo? ¿De verdad que no sabes lo que te voy a decir?

Intrigado me tenía el tipo. A veces, le arrancaría la cabeza de un ramazo de abedul.

—Como ya sabrás, hoy tenía visita en Urología. El doctor hizo el mal por hacer el mal. Sabe que todos los jueves voy a esquiar con Diego. En esta ocasión se salva porque estoy de baja y no sería muy ético por mi parte ir a esquiar. Solo faltaría que me diera un porrazo de esos que tú sabes en los que pierdo todo por el camino y la liara.

Es cierto. Hoy Lucas tenía visita en Urología. La verdad es que no me acordaba. Tengo tantas cosas en la cabeza que a veces pienso si alquilar los servicios de una asistente virtual como Alexa, pero solo para mí.

—¿Y bien? —Le insistí con cara de preocupación.

—¿Quééé?
—¿No se ha grabado nada de lo que he escrito? Mecanguntooot.

Querid@ lect@r, voy a resumirlo porque no tengo ganas de escribirlo otra vez, como comprenderás.

Lucas ha pasado de nivel. Ya ha conseguido el sable y el puñal que estaba escondido en el baúl, detrás de la cortina que parecía una pared inexpugnable. Ahora deberá luchar contra el dragón que puede aparecer por cualquiera de las catorce puertas. Si lo vence, volverá al nivel inferior y de ahí, tal vez, encuentre la salida. Hasta que no derrote al dragón no podremos saber qué hay en el fondo del pasillo.

Vale. Ya sé que es un resumen que no se coge ni con pinzas, pero después de estar escribiendo, con todo lujo de detalles, como dos horas y que no se haya salvado nada, me han dado unos calores por allá abajo que un poco más y le muerdo la oreja a Eustaquio.

Me ha dicho que atravesar el nivel cuatro le llevará, por lo menos, mes y medio. Así que hasta entonces no te podré decir nada más.

Esperemos que no salga de ninguna rendija algún escorpión o araña venenosa que lo pille por sorpresa.

1 comentario en “Pi-Rads”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Hola 👋 ¿Te puedo ayudar?