Ojos que se miran

Unos ojos que se encuentran por primera vez, con una mirada serena, relajada y noble. Una forma de mirar transparente, sin perjuicios, una mirada que sale de estos ojos llenos de ilusión y curiosidad.

Dos miradas que coinciden en paralelo con los ojos que se miran desde la inocencia, sin cuestionarse nada. Ojos que miran sin perder la mirada, sin distraerse con cosas supérfluas de alrededor. Sin perder la visión atenta de los ojos que miran con tanta atención, los gestos del otro. La cara del otro. Los cabellos del otro.

Ojos que miran los labios del que habla. Ojos que disfrutan de la sonrisa, de la suavidad de la voz que tiene delante de sus ojos.

Ojos que quiero volver a ver con la mirada profunda de los ojos que, cuando se despiertan y se miran en paralelo a los ojos, para decirse: buenos días.

Ojos que se miran

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba