Maltratantes

Para no hacer distinción de género en el título, he preferido escribir maltratantes. Así, en el mismo saco, incluyo a los dos géneros que, a fin de cuentas, pueden ser igual de hijos de puta cuando se trata de maltratar a personas, animales e incluso al mobiliario urbano. De estos últimos hay bastantes, por desgracia.

Cada día te enteras de una noticia horrible en la que un o una maltratante ha hecho alguna fechoría, con un desenlace fatal a sus congéneres o hacia la especie animal que, a mi modo de ver el mundo, son menos animales que los humanos, pero no soy juez para juzgar. Es mi opinión personal.

El hecho de vivir en un pueblo permite que te enteres rápidamente que viven entre nosotros unos maltratantes aquí o allá que, como bien indica la palabra, con la información que me ha llegado, se dedican a putear a su peludo.

Si dependiera de mí, haría lo mismo con ellos. Los metería en una jaula y no les daría de comer en cuatro meses como mínimo. Inundaría la fachada de su establecimiento con carteles, enganchados con golosinas (me han dicho que si usas golosinas como pegamento, engancha la hostia), donde rezara con letras bien grandes: OJO. AQUÍ VIVEN UNOS MALTRATANTES DE ANIMALES.

Más de uno se sorprendería de la cantidad de tipejos de esta calaña que se cruza todos los días por el pueblo y que, aparentemente, parecen unos santos.

Es una pena que el denominado ser civilizado sea de todo menos civilizado. Es muy triste que en el siglo XXI estemos más cerca de la involución humana. Avaricia, egoísmo, desidia, prepotencia, chulería, etc., son adjetivos inherentes a un grupo cada vez más gigantesco de los humanos. Esos adjetivos no los verás jamás en la vida reflejados en nuestras mascotas.

Ellas son pura bondad, no como alguno de sus dueños que son pura maldad.

No me quiero calentar más de la cuenta porque sería capaz de imprimir una veintena de carteles y bajar directamente al establecimiento que muchos de nosotros conocemos, y empapelar el escaparate con ese cartel de letras grandes donde rezara: OJO. AQUÍ VIVEN UNOS MALTRATANTES DE ANIMALES.

1 comentario en “Maltratantes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Hola 👋 ¿Te puedo ayudar?