Llegar antes

Se acerca la noche mágica y Lucas, con todo el lío de la baja, no ha tenido tiempo de preparar la bandeja con turrón, el cuenco con agua y algunas velas por si a los reyes magos les diera por sentarse un rato a tomar un refrigerio. El agua era para los dromedarios. No les gusta la cerveza como a Baltasar. Ellos se lo pierden.

Desde que no van tanto a esquiar, Melchor y Gaspar han engordado más de la cuenta y hace un par de semanas le enviaron a Lucas un correo electrónico pidiéndole que, en caso de tomar un refrigerio en la terraza de su casa, comprase turrón light. Que ellos ya se traerían el Aquarius.

—¿Y ahora qué voy a hacer con los treinta y dos litros de cerveza para mis mágicos?—. Me comentaba Lucas el martes por la tarde desde la cola del Lidl.

—Guárdalos para ti. Así no tendrás que desplazarte al súper, por lo menos, en seis días—. Le respondí.

Así que no tendría que correr tanto para llegar antes a su casa. Total, los turrones light y el agua ya los tenía preparados del día anterior y si sus mágicos traían consigo el Aquarius, con ocho cervezas para Baltasar iba sobrado de tiempo.

Ya sabes que Lucas trabaja de noche y estaba un poco preocupado por si se cruzaba en la carretera con Rol, Rapsi y Ras, los tres pajes. Llevaban una temporada haciendo lo que les daba la gana y decidieron no ir más a pie. Rol se compró una Royal Enfield tipo Scrambler. En cambio, Rapsi y Ras, que son más cañeros, optaron por una Yamaha R6 y una MV Agusta Brutale. No hay forma humana o divina de que les queden bien las melenas. Con tanta velocidad los nudos del pelo no se los desenredan ni con aloe vera.

Lucas circula con una BMW R 850 R del año 2004 que su amigo Maxi le vendió por un precio más que razonable. Aunque es tan lento como Rol, llega siempre puntual a los sitios. Y, en esta ocasión, tenía que llegar antes que ellos a casa.

Tengo que dejarte porque son las dos de la madrugada y también he de preparar las tostadas integrales con queso fresco light, de Burgos, a petición de Melchor, que ahora el tipo se nos ha vuelto (entre comillas) «de morro fino».

A este paso, pronto nos pedirán cualquier cosa que lleve antes o después del nombre, la palabra light, diet y sobre todo, bajo en calorías. Que la gasolina está muy cara y desplazar doscientos ochenta kilos de peso de cada mágico es una barbaridad.

1 comentario en “Llegar antes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Hola 👋 ¿Te puedo ayudar?