La última urgencia

No es pregunta ni admiración.

Desde que Lucas decidió retirarse del oficio que venía desempeñando desde 1994, no había oído más la frase mágica «esto es muy urgente».

Se jubiló el 28 de diciembre pasado, día de los santos inocentes.

Estaba super feliz hasta esta mañana. Su cliente predilecto le ha insinuado que debía corregir urgentemente una frase del póster que ya daba por finalizado y entregado.

Es muy urgente, rezaba en el asunto del correo electrónico.

Tan urgente no será si aún no lo ha descargado.

Lucas no aprenderá. Lleva años lidiando con frases como «esto es para ayer», «es super urgente; lo están esperando en gerencia», «¿cuándo crees que lo tendrás? Es muy urgente», y al final observa cómo las pasan las horas, incluso el fin de semana, para darse cuenta de que tampoco era tan urgente como lo pintaban.

Por suerte, en breve dejará de escuchar y/o leer estas frases. ¿Seguro?

Se dio de alta unos días para facturar los trabajos pendientes, ya que sus clientes no pueden facturar en B. Me parece bien. Mejor ir con la cara descubierta. De esta manera, nunca le podrán llamar la atención. Además, si Lucas es de los que pagan siempre los royalties de los programas que usa, es obvio que acepte la transparencia. Eso de trabajar con apps piratas no es lo suyo. Defiende, por encima de todo, la propiedad intelectual.

Sería impensable defenderla por un lado y por el otro hacer trampa. No va con él. Ni siquiera lo hace con Spotify. Tiene un canal en el que sube de vez en cuando podcast. Imagínate cómo se sentiría si tuviese la app pirata. No sería justo. ¿No te parece?

Volviendo a la urgencia de esta mañana (whatsapp recibido a las 9:37 y corregido a las 11:08), en este momento son las 13:05 y no hay noticias de la descarga de los originales para imprenta. ¿Por qué está tan seguro de ello? Pues porque todo lo envía por wetransfer y esta app le avisa de los movimientos.

Esperemos que las urgencias dejen de ser urgentes y solo conserven la acción cuando se trate de una ambulancia, la poli o los bomberos. Para todo lo demás, las urgencias dejarán de serlo en 3, 2, 1…

¿Está seguro de ello o seguirán con las urgencias?

Noticia de última hora

Acaban de descargar el wetransfer. Es la una y veinte de la tarde. Menos mal. Ya podemos descansar.

¡Ala! Cambio y corto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Hola 👋 ¿Te puedo ayudar?