Hora para la pelu

Cuando vivía con mis padres, que de eso hace ya bastantes años, si alguno de la familia tenía que ir a la peluquería, no hacía falta pedir cita previa como pasa ahora, para ir al médico y ya no te digo si es para la administración pública.

Te levantabas un día cualquiera y decías: —me voy a la pelu. Y te ibas.

Sin contar esta nueva etapa del Sars que lo ha puesto todo patas arriba, para ir a la pelu actualmente, es tan complicado como cuando tienes que montar una reunión a través de Zoom con tus clientes. Para que cuadren las agendas, pueden pasar varios días hasta llegar a ese tan ansiado consenso.

Lo mismo pasa con los trabajos verticales.

Me explicaré.

Todo empezó hace unos cuantos meses cuando la presidenta del bloque en el que vivo, pidió algunos presupuestos para restaurar la fachada, terrado y el patio de luces del edificio, que por lo visto, data de 1965 más o menos.

No es que lo quiera comparar con la pelu de la juventud. Es que me lo ha recordado la tela verde de agujeritos que han colocado, para proteger la calle de los posibles objetos que puedan caer y para la seguridad del personal.

De repente, me he imaginado aquella típica estampa de las señoras que se hacían la permanente y les ponían los rulos gigantes de colores, cogidos con clips o pinzas metálicas y para que no se les cayeran los dos kilos de material de la cabeza, les ponían una tela de agujeritos, a veces de color rosa pálido, negra o de color verde, como en los andamios.

I’m sorry.

Se me había olvidado la pastilla de las 12 h. Esa que tomo por prescripción médica para las alucinaciones.

Desde la calle, la visión que he tenido de mi bloque, ha sido de una gran cabeza con rulos, pinzas metálicas y una tela verde de agujeritos para aguantar todo el material que le han puesto.

Solo faltaba para acabar el bodegón, el sillón de escay con los reposabrazos del mismo material y la mesita baja con las revistas del corazón para que las señoras se entretuviesen mientras tenían la cabeza metida en una especie de casco de astronauta al revés.

Hora para la pelu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba