El forfait más caro del mundo

Hasta finales de noviembre teníamos tiempo para comprar, con descuento, el forfait de temporada de esquí de la estación La Masella. Concretamente el día 26 lo adquirí a través de internet. Este pase me permitiría esquiar (supuestamente) todos los jueves (día de la paella) de la temporada.

Con muchas ganas, los tres cuñados, subimos a la nieve. Era la primera cita con nuestro deporte favorito. La nieve estaba bastante decente para ser otoño. El 17 de diciembre inaugurábamos la temporada, pensando que sería todo un éxito. ¡Qué pensamiento más lejano de toda realidad!

El día 24 de diciembre teníamos que subir otra vez pero días antes, por culpa de la pandemia, bloquearon la Cerdanya y también nuestras ilusiones de ir a esquiar. La noticia del cierre perimetral hasta nuevo aviso me hizo pensar que ese forfait es el más caro que he comprado en mi vida. Un día de esquí me costó 220 €.

No sé si podremos subir otra vez. Parece que las cosas no pintan bien. Espero que los de la estación tengan el detalle, al menos, de canjear este forfait para el año que viene sin coste. Hay un dicho que reza así: —me costó la torta un pan—.

Aún quedan muchos jueves para que se acabe la temporada. Seguimos a la espera de nuevas noticias pero es mejor, en estos casos, pensar en la peor situación, aunque yo sea muy optimista.

A partir del 17 de enero tendremos noticias frescas. A ver qué pasa…

El forfait más caro del mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba