Comida de amigos

Después de casi tres años, por fin se ha realizado la comida de amigos que teníamos pendiente en Valldoreix. Dieciocho bocas. Treinta y seis piernas y brazos, apretados en una larga mesa, hecha con tablones y soportes. Nada de lujos. Servilletas de papel. Platos de porcelana, vasos y copas de cristal. Cubiertos y cucharas para repartir… «mucha comida». Ha sobrado. Era de esperar. En un evento de este calibre, no puede faltar un artilugio tan interesante como el famoso Tupperware.

Casi todos han llevado algún suculento plato cocinado. Una coca que está de muerte. Los motoristas, coca de ratafía. Por dios, qué barbaridad. Botellas de vino y cerveza repartidas a lo largo de los tres metros de mesa. El lujo ha sido el encuentro.

Compartir un día fantástico con amistades que se remontan a 1957 es un regalo del cielo. Amistades de largo recorrido: 1969, 1974, 1977… Amigos que siguen vigentes después de los años. Sin fecha de caducidad. Garantía de por vida. Eso sí que es un lujo. Lo demás carece de importancia.

Hoy era un buen día. Temperatura agradable. El perro ladraba en la planta superior. La abuela, sentada, tranquila, mirando la tele. Esa mujer sí que es de largo recorrido. Dentro de poco cumplirá 102 años. Ciento dos. Se dice pronto, pero ahí está la moza.

En el jardín, se formaban grupos naturales. Conversaciones cruzadas. Risas que esperaban su turno. Diálogos irrelevantes y emocionantes a la vez, signos de cariños envejecidos y rejuvenecidos por decreto. Recuerdos del pasado que afloraban con cada —¿te acuerdas de?—.

Debería ser obligatorio un encuentro cada cierto tiempo. Este, no se recupera ni se puede canjear por un cheque regalo. Todo lo que ha pasado ya no volverá a repetirse. Aprovechar el momento para reunir, en un mismo espacio, a tantos amigos, es la recompensa por haberlos cuidado con tanto esmero.

La amistad es oro puro.

Comida de amigos

Un comentario en «Comida de amigos»

  1. La amistad es oro puro, en este caso ocupa muchos dias en la vida de cada uno.
    Te acuerdas de? Son momentos vividos que recordamos con mucho cariño, y repetimos «no todo el mundo después de 64 años puede decir lo mismo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba