Comentarios

¿Del uno al diez, cuál es el nivel de comentario que te gustaría recibir en tus escritos?

Seguramente, te apetecería aprobar alguno que tuviera más de cinco líneas de texto. Un comentario con enjundia. Uno de esos que te deja con la boca abierta. De los que, a las dos de la madrugada, aún estás asimilando.

Hasta que no llegue ese momento, tendrás que conformarte con los comentarios que, buenamente, escriben tus fans.

¡¡¡Fans!!!

¡Cómo molaría, no!

¡¡¡Fans!!!

Cien fans sería la hostia. Va, cincuenta.

Tiempo al tiempo. Y si no, «don’t worry».

Si no te conoce ni el tato, ¿del uno al diez, cuál es tu pretensión en esto de los comentarios?

¿Qué falera te ha cogido con lo de tener gran cantidad de ellos?

¿Por qué ahora y no hace dos meses?

Sé, porque me lo han dicho, que hay blogs cuyos comentarios no han escrito los humanos. Lo hace la inteligencia artificial.

¡Qué pena!

Si esto sirve para que tu blog se posicione mejor, entonces no es una pena. Todo lo contrario.

¡Venga, que me lo quitan de las manos!

Acepto comentarios como agua de mayo.

Por suerte, no solo llueve en mayo. Cualquier mes es bueno para recibir el agua bendita o bendecida.

Se necesita, todavía, mucha agua para llenar los pantanos y regar los campos.

Se necesita mucho posicionamiento para que más personas, ajenas a tus locuras, te dejen algún comentario con más de cinco líneas de texto.

Tendrás que esperar un poco más.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba