Claves de seguridad

¿Nos hemos vuelto todos locos?

Estoy de acuerdo en complicarle la vida a los cacos que quieren introducirse en tu móvil y robarte datos o dinero.

Desde hace años, bancos y entidades financieras como la plataforma Paypal, han aumentado los filtros de seguridad para que usuarios de a pie se sientan como en casa, pero ¿quién se ha vuelto loco de repente?

Los programadores contratados por estas plataformas, deberían cambiar de camello o tomar menos droga. Para modificar el número de la tarjeta en determinadas empresas, se ha vuelto una tarea difícil de gestionar.

Accedes a Spotify, por poner un ejemplo. Entras en tu perfil y buscas cambiar el método de pago. Hasta ahí todo parece fácil. La cosa empieza a complicarse cuando quieres modificar los datos de la tarjeta, bien porque has cambiado de banco o porque algún desalmado te la robó mientras te metías en el agua aquel día de tanto calor.

Lo has conseguido. Has llegado a otra pantalla en la que puedes eliminar, actualizar o modificar datos -no lo haces por si las moscas-. Tienes la opción de añadir la nueva o simplemente cambiar de sistema, como por ejemplo pagar a través de Paypal.

Introduces todos los datos, el número de la tarjeta, la fecha de caducidad y el CVV. Esperas a ver qué pasa.

Aparece una ventana flotante que te indica los segundos que faltan para que tengas que empezar de nuevo.

Entras corriendo a tus apps del banco y de Paypal… ¡Sorpresa! No aparece el botón para confirmar la operación. Miento. En la app del banco sí que aparece. El problema es que no se refresca la autorización.

Lo pruebas unas catorce veces. Nada de nada.

Te planteas dos opciones, enviarlo todo a la mierda por falta de paciencia o escribir un correo electrónico a la empresa para que lo cambien ellos con los cuernos.

La segunda opción me parece fuera de tono, pero ya le gustaría a más de uno enviar algún mensaje interesante a estos «expertos».

De momento, te quedarás con las ganas de hacerlo y sin poder actualizar los datos de tu nueva tarjeta.

Mañana será otro día, te repites por dentro. Tal vez lo veas todo desde otro prisma y consigas actualizar la tarjeta de marras.

Te quedan dos o tres plataformas con pagos recurrentes, pero como has valorado con la cabeza, eso lo dejarás para cuando estés más tranquilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Hola 👋 ¿Te puedo ayudar?