Adrenalina

¿Qué es más rápida, la luz o la adrenalina? Probablemente la respuesta sea muy obvia, pero no estoy tan seguro.

Vas circulando por la carretera, con las luces encendidas, lo que significa que los otros conductores deberían verte perfectamente y sin embargo no te ven.

Te estás aproximando hacia el enlatado de turno, que está parado en un stop, supuestamente con el punto muerto, es decir, desengranado de cualquier marcha. Está mirando hacia el lado contrario. Te preguntas si antes de ponerse en marcha mirará hacia el tuyo.

Y una mierda.

Se pone en marcha para atravesar la carretera porque ha decidido ir a donde le sale de los huevos. Justo en ese momento, cuando estás a tan solo quince metros, tu cuerpo genera una sustancia que, a mi entender, va más rápida que la luz. Te imaginas lo peor. Tu cuerpo se prepara para recibir un impacto. Los órganos vitales se protegen como si llevaran un airbag natural.

Por suerte o porque ese día al enlatado le pica un huevo, se para a rascárselo. Todo se reduce a un susto.

El tipo reacciona a tiempo. Un tiempo que no te lo esperabas. Tú, ibas bien de velocidad ya que, en la autoescuela te dijeron que, cuando llegas a un cruce complejo, lo mejor es bajar el ritmo y aumentar la guardia por lo que pueda ser.

Pero la adrenalina hizo perfectamente su papel de defensa. Las glándulas suprarrenales funcionan de maravilla. Lanzan al torrente sanguíneo el airbag orgánico. Un airbag que no falla nunca.

El problema no eres tú. Es el enlatado de turno. Ese que sólo coge la lata los fines de semana.

Otra vez, por suerte, puedes volver a casa sano y salvo.

No hace falta recargar los depósitos de adrenalina. Tienen una fuente inagotable.

¿Mi moto, en vez de gasolina, no podría tener un depósito con adrenalina para circular o me pondrían una multa por ir más rápido que la luz?

Adrenalina

Un comentario en «Adrenalina»

  1. Estos relatos de lo cotidiano, me sorprenden: de un tema, vivencia, anécdota o cualquier cosa que podría pasarnos desapercibida….haces un relato divertido e ingenioso. Un juego de palabras de lo más original y, vuelvo a repetir, ingenioso.

    Ojalá salieran más a la luz para más personas.

    Enhorabuena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba