Actualización

Ayer tocaba actualizar el sistema de la versión 11.6.0 a la 11.6.1. Ya era tarde. Bastante. ¿Se considera tarde las 03.20 a.m.? Seguramente sí.

Últimamente me dan las tantas que aún rondo por la casa con los ojos a medias.

En el margen superior derecho de la máquina aparece un mensaje: «hay una actualización disponible».

La abro y leo de qué va este asunto.

No hace mucho hice otra actualización.

La activo después de haber leído lo que ponía en Más información.

La descarga durará quince minutos.

No tengo sueño.

Me espero. Ya no viene de treinta minutos más.

Una vez se ha descargado la actualización, sale otro mensaje que dice Ni se te ocurra tocar nada. Se va a cerrar la pantalla. Así que las manitas quietas…

Traducido más o menos, claro.

Unos diez minutos después de que estaba instalando la actualización, activando y desactivando la pantalla, me llevé un susto del copón.

De detrás del monitor salió una humareda en plan «fumata blanca» que pensaba que se incendiaba la máquina.

¡Qué susto, por favor!

Siguió el proceso de actualización como si no hubiese pasado nada y finalmente, volvió a aparecer el paisaje de siempre.

Comprobé con satisfacción que no hacía falta llamar a los bomberos. Miré si todo estaba en su sitio y a las 03:55 a.m. decidí que ya era hora de irse a la piltra.

Por suerte, todo quedó en un susto por ignorancia.

Esta mañana he llamado al técnico y me ha comentado que es normal. El frinskruen o algo parecido, de la placa gráfica, al reinstalar nuevos componentes activa los ventiladores a saco y no veas la cantidad de polvo que sale…

Todo en marcha y funcionando a todo tren.

¡A ver qué pasará en la próxima actualización!

Actualización

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba